No cesa el hostigamiento a los medios de comunicación en Venezuela, advirtió Espacio Público

Fotografía cortesía de La Voz de América

 

Los medios de comunicación y periodistas fueron las víctimas más frecuentes (83 %) de violaciones a la libertad de expresión en noviembre, registramos 16 violaciones en un total de 10 casos, de los cuales la mitad ocurrieron en Internet.

Los responsables de estas vulneraciones al derecho fundamental a buscar, recibir y difundir información fueron funcionarios públicos (30 %), cuerpos de seguridad (23 % ) e Instituciones del Estado (23 %).

En cuanto al tipo de violaciones, las más frecuentes fueron la intimidación (5) y la censura (4), mientras que la amenaza, hostigamiento verbal y restricciones administrativas ocurrieron al menos en dos oportunidades cada una.

Censura a medios y periodistas

El 2 de noviembre, funcionarios de seguridad y directivos del Hospital Dr. Manuel Núñez Tovar de Maturín, estado Monagas (este) impidieron que las y los periodistas Lisbeth Martínez, de La Verdad de Monagas; Jefferson Civira, de La Prensa de Monagas, La Patilla y Qué Pasa en Venezuela; y José Ignacio Piñango, de Radio Fe y Alegría, cubrieran una protesta en ese centro de salud.

Familiares de pacientes del recinto convocaron a los reporteros a una manifestación en la que exigían mejores condiciones en el área de quirófanos. Piñango dijo que intentó entrar al lugar identificándose, pero un funcionario que custodiaba la entrada le cerró la puerta y dijo que no podía entrar “por órdenes de arriba”.

En el estado Trujillo (oeste), el gobernador oficialista Gerardo Márquez hostigó verbalmente y amenazó al periodista y director del medio regional Palpitar Trujillano, Andrés Briceño Sulbarán, por publicar una nota sobre la caída de una estructura navideña en la avenida Bolívar de la ciudad de Valera.

El 6 de noviembre, Briceño recibió una llamada por WhatsApp del gobernador Márquez en la que lo amenazó directamente. “A partir de ahora tienes la guerra declarada conmigo (…) ahora vas a saber quién soy yo”, dijo el líder regional en la llamada, que fue grabada por el periodista.

Los ataques de Márquez no cesaron en el mes, y el 24 de noviembre, en su programa radial que se transmite todos los viernes en más de 20 emisoras de la entidad, atacó nuevamente a Palpitar Trujillano, al llamarlo “panfleto”, cuestionar y descalificar su trabajo periodístico.

“En el programa hizo mención a que nosotros debemos, prácticamente, escribir cosas que a él le gusten porque si no publicamos eso no estamos haciendo nuestro trabajo, según su criterio”, dijo Andrés Briceño, director de Palpitar Trujillano.

En el estado Cojedes (centro) la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) ordenó el cierre de la emisora Class 98.7 FM presuntamente tras órdenes de funcionarios del gobierno nacional, bajo el argumento de “extinción de la concesión de radiodifusión”.

El cierre de Class 98.7 FM se hizo efectivo el 24 de noviembre, amparado en la resolución N° GST-RS-00780, emitida por la Conatel. La seccional Cojedes del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) declaró que el cierre causó conmoción porque “sale del aire una ventana informativa y de entretenimiento para los cojedeños”.

Portales bajo ataques informáticos

Desde el 8 de noviembre, el medio regional El Carabobeño está bloqueado por varias operadoras privadas y públicas de internet en el país, según informó el Observatorio de Internet VE sin Filtro. El acceso está impedido a través de CANTV, Digitel, NetUno, Inter y Movistar.

VE sin Filtro determinó que, en el caso de Digitel, NetUno e Inter, el bloqueo se está ejecutando de tipo DNS y en Movistar es tipo HTTPS. En CANTV, si bien el bloqueo es por DNS, se está haciendo de forma intermitente.

Durante la mañana del 21 de noviembre, la página web del medio regional Oriente 24 sufrió un ataque informático presuntamente en retaliación por publicaciones incómodas al gobierno local de Cumaná, capital del estado Sucre (noreste), según informó su director, Jesús Rangel.

Rangel detalló que alrededor de las 11 de la mañana presuntos hackers ingresaron de manera forzada al portal y borraron tanto el código de la web como los respaldos de seguridad que estaban alojados allí. El director de Oriente 24 agregó que en días anteriores hubo otros intentos forzados de ingresar, pero lograron detectarlos a tiempo.

Mientras que desde el mediodía del 23 de noviembre, la página web del medio digital La Gran Aldea fue víctima de ataques DDoS o denegación de servicio, que consisten en saturar las peticiones al servidor con el uso de bots, haciendo que los portales colapsen y que su contenido no sea visible temporalmente.

El medio informó en sus redes sociales que el ataque se produjo presuntamente con la intención de “silenciar el trabajo periodístico que realiza”. A través de la red social X, La Gran Aldea indicó que estaban trabajando para normalizar el funcionamiento de su página web.

Criminalización de la sociedad civil y la disidencia

Cerca de la medianoche del 22 de noviembre, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) detuvieron de forma arbitraria al activista y dirigente del partido opositor Encuentro Ciudadano, Nelson Piñero, al sacarlo a la fuerza de su vivienda por expresarse en contra del gobierno en su cuenta personal de X (antes Twitter).

A Piñero lo trasladaron a la sede del SEBIN de Naguanagua, estado Carabobo (centro), sin ninguna orden judicial y sin cumplir el debido proceso. La presidenta de Encuentro Ciudadano, Delsa Solórzano, confirmó que Piñero fue detenido por publicaciones que hizo en su cuenta personal y se le estaba negando la comunicación y el ingreso de comida y ropa.

Al día siguiente, funcionarios del SEBIN intentaron ingresar a un taller sindical que realizaba la organización no gubernamental Provea en el estado Yaracuy (centronorte). La ONG calificó el hecho como un acto de hostigamiento contra la defensa laboral en el país.

Los funcionarios de seguridad, al tratar de entrar a la actividad, insistieron en buscar al coordinador legal de Provea, Marino Alvarado. La actividad siguió desarrollándose con normalidad, pues el personal de seguridad no permitió el acceso de los funcionarios, quienes no tenían orden judicial u otro documento que avalara el proceso que intentaban hacer.

Internet

El observatorio de internet VE sin Filtro detectó que el 20 de noviembre hubo una caída de conectividad a internet en los estados andinos, que se prolongó por más de nueve horas. Los estados más afectados fueron Barinas (la conexión a internet cayó a 54 % de sus valores normales) y Trujillo (bajó a 70 %).

 

 

Al día siguiente, a las 12 del mediodía, fallas del servicio eléctrico afectaron la conectividad en el occidente del país, con mayores incidencias en los estados Portuguesa (55 % de sus valores normales) y Trujillo (61 %).

 

 

Espacio Público